Conocí este teclado a finales del 2015 en un vídeo de Linus Tech Tips. Y entonces me enamoré. Tiene su historia, porque desde que salieron quise tener un teclado mecánico, pero un teclado de semejante precio tenía que cumplir con características muy muy MUY concretas. Tenía claro que si me compraba un bicho de esos tenía que ser el teclado definitivo, nada de andar revendiendo a los 2 años. Tenía que encontrar el teclado perfecto para mí, como quien encuentra su media naranja.

Y ¿qué buscaba en concreto? Pues algunas cosas son, por ejemplo, que fuera retroiluminado y, a poder ser, rgb. Que no tuviera teclado numérico (sí, me gustan pequeñitos y prácticos). Que fuera como los corsair, con las teclas separadas del piso. No se si esto recibe un nombre específico y no se muy bien cómo explicarlo, pero no quería uno de esos con carcasa de plástico que esconden medio cuerpo de las teclas. Además, facilitaría (supuestamente) la limpieza. Buscaba que fuera Cherry Mx Brown o algo similar. Si no es cherry me da igual la maraca, pero no buscaba algo gaming como Cherry Red, sino algo más para escribir. Por supuesto, era esencial que estuviera en español. No me importaría tener que cambiar el mapeado de las teclas, sobretodo pudiendo cambiar las que quisiera por otras para “traducir” el teclado. Pero desde luego que no es lo que buscaba en algo en lo que me iba a gastar más de 100 euros. Otra cosa bastante importante para mí es el tema de la calidad de materiales. Y por lo mismo: no quería gastarme 100 euros en un trozo de plástico. Materiales fríos metálicos y de buenas sensaciones, un buen cable trenzado y (por postureo) chapado en oro si puede ser (bueno, eso de oro…) y todo eso que se busca al comprar algo premium, ¿verdad? Pues todo esto, TODO, el Claymore lo tiene.

Si quieres comprar este teclado puedes hacerlo con estos enlaces:

Versión core (sin numpad): enlace 1, enlace 2, enlace 3

Versión completa: enlace 1

Me pasé horas y horas buscando. Reconozco que me lo tomaba con calma, no tenía prisa. El teclado que tenía entonces (Gigabyte Aivia) rendía de vicio y no necesitaba cambiar. Y entonces, lo encontré. Lo cierto es que fue por casualidad. Me había pegado horas y horas buscando teclados mecánicos minimalistas sin teclado numérico y de repente, sin buscarlo, aparece: Asus Rog Claymore Core. Apenas había sido presentado en algún evento y no se encontraba en versión española. Pero algún día llegaría, o eso pensaba yo. Así que, cada poco tiempo, buscaba información sobre ese teclado que tanto deseaba, esperando encontarlo en versión española y con Cherry Mx Brown (solo lo encontraba en red).

Pasó el tiempo y en verano de 2016 comencé a perder el interés. No había visto ninguno por españa ni por otros países europeos en versión española. Ya apenas encontraba noticias y, lo confieso, perdí la esperanza. Dejé de buscar. Me convencí de que ese teclado nunca estaría en mis manos. No fue demasiado problema, al fin y al cabo no es más que un mero capricho. Seguiría con mi gigabyte hasta que muriera y ya veríamos que pasa cuando este muriera.

Pero entonces, un día de febrero de 2017, lo encontré. Vi un vídeo en español y comprobé que sí, existe versión en español de este teclado. En Amazon se encuentra por 220 euros la versión core (sin teclado numérico) y la versión completa por unos 260 si no me equivoco. Era muy, muy caro. Pero estaba tan tan tan enamorado de este teclado que estaba dispuesto a pagar lo que fuera. Tuve mucha suerte y encontré la versión core con mx red reacondicionada (y funciona perfectamente) por 125 euros. No voy a decir la tienda porque he intentado hacerme de su programa de afiliados y no me han acpetado, por lo tanto, nada de publicidad gratuita, aunque creo que ya os imagináis cuál es. Así que nada, dejémonos de historias y vamos al lío. Aquí os traigo, en primicia y con gran ilusión, el análisis del teclado más caro del mercado en la actualidad después de un mes de uso.

Ah, por cierto, ¿sabes qué es lo que más me gusta de este teclado? Que es de mi marca predilecta: Asus.

Embalaje

Lo primero que vemos cuando nos traen el paquete. La caja exterior, sinceramente, me parece bastante fea. Siendo Asus me esperaba un diseño más pro. No sé muy bien a qué puedo referirme, pero el diseño de los dibujos de la caja parecen del típico producto chino cutre-barato. O eso por lo menos me parece a mí, que para gustos los colores.

Tras abrir dicha caja encontramos un embalaje de espuma de poliuretano con una tapa plástica (también bastante cutre esa tapa) y el teclado en su interior envuelto en una decente bolsa aterciopelada. Puede venir bien para el transporte, aunque no se muy bien en qué clase de público piensan si fabrican semejante teclado pensando en el transporte. Pero bueno, se agradece. Al embalaje le pongo un 7 sobre 10, y no le pongo el 8 porque la caja es horrorosa (a mi gusto, claro está).

Se me olvidaba mencionar que en el paquete nos incluye, además del teclado y la bolsa, dos pegatinas de Asus Rog increíblemente buenas. No son las típicas pegatinas de papel. Son duras, bastante gruesas y con acabados blanco y rojo. No soy un fan de llenar de pegatinas mi ordenador, pero con estas me entran ganas. Gracias a este detallito le subo la nota de embalaje a un merecido 8.

Acabados y materiales

Nada más sacarlo de la caja podemos darnos cuenta de la gran calidad de materiales que incorpora este pequeñín.

El table de este teclado es una conexión de USB A a mini USB. El cable puede separarse del teclado. ¿Esto es bueno? Pues no lo sé, pero por lo menos es diferente, y eso ME ENCANTA.

Y es en el cable donde veo el primer punto negativo. Está muy de moda poner un par de guías a cada lado para guiar el cable y evitar que se redoble indeseadamente. Mi gigabyte también lo tenía, pero mucho mejor imlementado. Aquí en el Asus el cable se retuerce mucho y queda muy tenso, demasiado para mi gusto. Creo que este es un aspecto bastante mejorable.

En apariencia es donde más me ha enamorado este teclado, y esque siendo los mismos cherrys creo que es lo único que puede decantarnos por un teclado u otro. La placa de aluminio se nota fría y el grabado es espectacular. Las luces rgb lucen que da gusto y tiene un montón de modos diferentes.

Las teclas, de plástico, tienen un tacto mucho más bueno de lo que esperaba. Mientras otros teclados cogían brillo a los 2 días este parece que aguanta con el buen tacto, y no parece que se manche. Me encanta además el diseño de la fuente de las teclas.

No obstante, en las teclas que tienen más de una función se aprecia que algunos caracteres están más iluminados que otros, lo que le quita algo de estética. Pero considero irrelevante este detalle, ya que sigue estando sobradamente iluminado para verse en la oscuridad. En acabados y materiales le doy un 9.

Funcionamiento

Este teclado funciona increíblemente bien en prestaciones de escritura. Como todos los mecánicos Cherry MX Brown, ahí no hay diferencia. Donde marca la diferencia es en la cantidad de modos y botones diferentes que ofrece, especialmente si cuentas con un producto Asus Aura.

Selección de color

Al pulsar la tecla FN vermos que las tres teclas de “Supr”, “Fin” y “Avpág” cambian de color y se ponen roja, verde y azul respectivamente. De esta forma podemos controlar la cantidad de cada color que queremos para seleccionar nuestro color favorito. En total cada color tiene 9 niveles de intensidad que podemos combinar para generar prácticamente cualquier color que queramos.

Modos de iluminación

Si utilizamos las flechas derecha e izquierda con la tecla FN pulsada avanzamos de modo. El primer modo mantiene el teclado apagado completamente. El segundo ofrece un color fijo (el que elijamos con la combinación anterior de teclas). El tercer modo tambíen nos mantiene el color que elijamos, pero esta vez se enciende y se desvanece lentamente. El cuarto modo va cambiando de color manteniendo todo el teclado con el mismo color e intensidad. El quinto genera una ola que recorre todo el teclado de un lado a otro con diferentes colores. El sexto modo genera una onda expansiva desde la tecla que pulsemos, como una piedra que cae en el agua. El spétimo modo (que me gusta bastante aunque poco útil) ilumina solo la tecla que pulsamos, desvaneciéndose después lentamente.  El octavo modo enciende y apaga aleatoriamente algunas teclas de todo el cuadro. El último modo (9) genera una onda semicircular de arriba abajo con color e intensidad fijos que podemos elegir.

Normalmente yo lo tengo en el segundo modo, a color fijo todo el rato. Los demás están bastante bien para presumir y para enseñar, pero a modo útil considero este el mejor.

Funciones exclusivas Asus Aura

Además, tiene algunos botones para interactuar con tu placa base. Bueno, no con todas, solo si tienes una placa base Asus del grupo de productos Aura funcionará. Si no es así, habrás pagado por una función que no vas a utilizar (exactamente como yo y como el 99 por ciento de los usuarios de este teclado). Podemos overcloquear el procesador y la memoria ram. Podemos sincronizar los colores rgb con la placa base o cualquier producto de gama Aura que tengamos y tambíen podemos acceder directamente al BIOS desde un botón.

Velocidad de tecleo

Si nos fijamos en las teclas F1 – F4 observamos que, en su segundo nivel, muestran X1 – X2 – X4 – X8 respectivamente. Si combinamos estas teclas con la tecla FN modificaremos la velocidad de repetición de cada tecleo. De esta forma:

Si mantenemos la velocidad en X1 y pulsamos la Ñ obtenemos: ñ

Si la aumentamos al máximo obtenemos: ññññññññññññññññññññññññññññ

Ten cuidado porque funciona con TODAS las teclas. Lo que significa que si le das a borrar con el 8x activado borrarás también todas esas repeticiones. Si lo combinas con ctrl borrarás todas esas palabras y si usas, por ejemplo, ctrl + z es como si lo pulsaras todas esas veces. ¿Ves lo peligroso que puede llegar a ser?

En el apartado de funcionamiento le encasqueto otro 9. No le pongo el 10 simplemente por los botones de Aura sobrantes, aunque creo que no es lo más objetivo.

Tú eliges cuántos Numpad quieres

Yo tengo la versión core, sin teclado numérico. Existe también la versión con teclado numérico (bastante más cara, por supuesto). No obstante, todos los teclados tienen las conexiones para teclados numéricos de la gama. Sí, has leido bien, hablo en plural. Y esque mi versión (la core) tiene 2 conexiones para teclados numéricos. Una a la derecha y otra a la izquierda. Ambas cubiertas con una tapa de goma bastante sólida fabricada a medida. De esta forma podemos tener la versión sin teclado numérico o podemos ponerle hasta 2 teclados numéricos, uno a cada lado. Funcionando el de la derehca como Keypad convencional y otro a la izquierda como teclas programables. Es el primer teclado que veo que ofrece esto y, aunque un poco inútil y demasiado caro, es una novedad que puede prometer mucho.

Conclusiones y valoración final

Me cuesta mucho evaluar objetivamente este teclado. Lo he esperado tanto tiempo que la ilusión al recibirlo ha sido increíblemente grande. No me ha decepcionado en absoluto. Estoy cien por cien contento con el producto elegido y no siento haber tirado 130 euros a la basura, todo lo contrario. Las sensaciones de escritura al cambiar a un teclado mecánico (y de gama alta como este) son muchísimo mayores de lo que podía imaginar. Subjetivamente le doy un 10 redondo a este producto, y repito que estoy muy contento. Cuando compras algo caro pero bien comprado, que es lo que quieres y no lo primero que pillas, se nota. No creo que le instale a corto / medio plazo el numpad, de hecho creo que no se lo instalaré jamás, así que no puedo probaros cómo funciona. Pero ya sabeis la nota subjetiva: un 10. Vamos con las valoraciones numéricas para finalizar.

Nota subjetiva sin tener en cuenta el precio: 10

Nota subjetiva contando el precio: 10 (130 euros es lo que cuestan muchos teclados mecánicos, no me parece tan caro. Eso sí, este teclado es sin teclado numérico y otras marcas lo ofrecen completo)

Nota objetiva: 9. Es un producto increíblemente bueno pero tiene algún defecto como hemos mencionado. Aunque para mí tiene un 10, creo que objetivamente (y con ese precio) no se lo merece.

Ventajas:

  • Muchos modos de funcionamiento
  • Grabación de macros
  • Gran calidad de materiales
  • Posibilidad de tenerlo con 0, 1 y hasta 2 teclados numéricos

Defectos:

  • No tiene conexión USB directa desde el teclado como sí lo ofrecen muchos productos de precios similares
  • El pasacables trasero mencionado no está bien diseñado
  • El precio

Recuerda, si quieres comprar este teclado puedes hacerlo con estos enlaces:

Versión core (sin numpad): enlace 1, enlace 2, enlace 3

Versión completa: enlace 1

Sinceramente, si quereis un buen teclado y no os importa el dinero, considero que este es vuestro teclado. Nos vemos el próximo jueves. Sed buenos (si se puede).