Etiqueta: wireless

El día en que “hackeé” una red wifi pública

A menudo pasamos por lugares con wifi gratuito y siempre se nos dice que debemos tener cuidado. Y sí, eso es cierto, aunque no es tan peligroso como parece. ¿Te conectarías a la aplicación del banco usando una red wifi pública? En un futuro os contaré por qué no es tan “inseguro” utilizar redes públicas, sobretodo si más o menos conoces cómo funcionan. Si quieres saber un poquito más por qué es casi imposible que te roben las credenciales de tu banco, por ejemplo, aún conectandote a una wifi pública (a menos que te hagan una buena de Phishing) puedes buscar información acerca de los protocolos de desafío – respuesta con cifrado criptográfico: ellos son la solución.

Bueno, pero a lo que íbamos. Esta historia se remonta hace unos meses: agosto de 2017. Estaba yo de vacaciones solitarias por Cantabria y visité un bar con servicio de wifi gratis. Mi intención era tomarme unas cervecitas bien acompañado mientras utilizaba el wifi para bajarme un par de peliculillas y algún que otro capítulo de alguna serie. Esto es gracias a que Netflix permite desdeno hace mucho descargar contenido utilizando la aplicación nativa para dispositivos con Windows 10. Seguir leyendo

Tecnología Li-Fi: qué es, cómo funciona, ventajas y desventajas. Todo lo que tienes que saber

Las siglas LI-FI provienen de las palabras “Ligh Fidelity”. Este término se escuchó por primera vez en 2011, por boca del ingeniero Harald Haas durante una conferencia en TED. Podemos definir esta tecnología básicamente como la transferencia de información a través de la luz. Sí, la luz visible. En principio parece algo sencillo: transmitir datos a la vez que iluminas una estancia. Y no solo es que sea capaz de transmitir datos a través de una simple bombilla led, sino que además lo hace a velocidades (supuestamente) 100 veces mayores que las acutales en tecnología wifi u otras tecnologías inalámbricas basadas principalmente en señales de radiofrecuencia. Realmente la base es la misma: una onda que transmite datos. La única deiferencia es que esta onda se encuentra a frecuencias entre 400 y 800 Thz, lo que supone que será visible para el ojo humano.

El objetivo es tratar de añadir un par de modificaciones muy sencillas y baratas a la luz para poder llevar a cabo el cambio de la forma más rápida posible. Actualmente ya es bastante sencillo: basta con insertar un modulador que se encargue de encender y apagar la bombilla miles de veces por segundo de forma que el dispositivo pueda interpretar esos “0 – 1” que emite la bombilla y, además, la bombilla estará iluminando la estancia. Las personas en principio no se darán ni cuenta: los parpadeos son imperceptibles al ojo humano (¿se pondrá a ladrar nuestro perro cuando mandemos un whatsap?). Seguir leyendo