Los grandes diseñadores ayudan a los equipos y partes interesadas a tomar mejores decisiones al usar preguntas para identificar oportunidades, revelar necesidades subyacentes y comprender el contexto del usuario

James Dyson, inspirado en una centrífuga utilizada para separar las partículas de pintura del aire, creó la primera aspiradora sin bolsa del mundo en 1983 después de haber pasado por 5,127 prototipos, el epítome del pensamiento de diseño. Seguramente, James debe haber hecho muchas preguntas en el camino…

Los diseñadores se enfrentan a problemas difíciles todos los días, problemas que requieren que encuentren soluciones de diseño que se ocupen de las limitaciones comerciales y técnicas, al tiempo que abordan las necesidades de los usuarios. Al mismo tiempo, la necesidad de encontrar soluciones rápidamente no debe impedir que los diseñadores comprendan a fondo el corazón del problema, así como el contexto del usuario, desde el principio. Seguir leyendo