Es muy común que la gente empiece a escribir su propio blog en sitios gratuitos como blogger o similares. Eso está bien porque te ahorras mucho dinero en dominios, hosting y demás, pero el día que creces y te cambias (como me ha ocurrido a mí) tienes un problema: no sabes cómo mudar a tus lectores al nuevo dominio. Para esto se utilizan las redirecciones automáticas. Hoy voy a contarte cómo hacerlo de 2 formas para redireccionar desde blogger.

Este tutorial es algo muy simple, pero he decidido crearlo porque he explorado un poco por la red y todos los tutoriales son exactamente iguales. Estoy cansado de que la gente que no sabe programar se dedique a copiar código de otros y a dar clases como si supiera, aunque esto es harina de otro costal. He querido traeros mi propio código y explicado con mis propias palabras de una forma que, os garantizo, no vais a encontrar en ningún otro lugar.

¿Redirección completa o redirección parcial?

Antes de empezar a enseñaros el código quiero que diferenciemos 2 tipos de redirecciones.

REDIRECCIÓN COMPLETA

Cuando hablo de redirección completa me refiero a lo que hace todo el mundo: redireccionas todo el contenido de tu sitio antiguo a la página principal de tu sitio nuevo. Es la vía más fácil, pero es la que peor funciona. Piensa que, al hacer esto, se va a perder todo el contenido de tu sitio antiguo. Cada vez que alguien acceda a cualquier artículo o página de tu sitio antiguo será redirigido automáticamente a la página principal de tu nuevo sitio.

Aunque es cierto que la considero una forma muy mala de hacer esto, es cierto que puede venirnos muy bien según el tipo de contenido del que trate nuestro blog.

Si quieres conseguir esto lo único que tienes que hacer es copiar el siguiente código justo después de la etiqueta <head> del código fuente de tu sitio. ¿Por qué en ese lugar? Porque esa etiqueta contiene información que cargará desde cualquier sitio de tu web y así garantizas que, accedan a donde accedan serán redireccionados a tu nueva web.

<script>
var nuevaPag = "http://tuNuevoSitio.com" //variable con la dirección de nuestro nuevo sitio
function redirigir(){ 
location.href = nuevaPag; //Función de redirección
}
setTimeout("redirigir()", 100); //Ejetutamos la función de redirección después de esperar 100 milisegundos
</script>

Y si queremos optimizar un poco podemos ahorrarnos la variable:

<script>
function redirigir(){
location.href = "http://tuNuevoSitio.com"
}
setTimeout("redirigir()", 100);
</script>

Pero no es la única solución. Si queremos optimizar todavía mucho más podemos redirigir automáticamente sin esperar esos 100 milisegundos:

<script>
location.href = "http://tuNuevoSitio.com";
</script>

¿Veis que sencillo? ¡Una única línea!

REDIRECCIÓN PARCIAL

En mi caso, no quiero redirección completa. En el sitio antiguo (que puedes visitar aquí) tengo muchos artículos que no quiero que se pierdan. Generalmente la gente con el mismo problema que yo lo que hace es copiar todos sus artículos al nuevo sitio. Si es tu caso, la redirección completa seguramente sea la mejor opción si copias todo el contenido al nuevo dominio. No obstante, muchos de los artículos que no quiero que se pierdan son obsoletos o muy antiguos como para reescribirlos en este sitio web. Tengo por ejemplo algunas reviews de artículos que salieron al mercado o tutoriales de versiones antiguas de software que sería ridículo escribirlos ahora. No quiero eliminar esa información redireccionando todo el blog directamente a este sitio, pero quiero que la gente pueda seguir accediendo a esa review en el sitio viejo. Creo que me explico, ¿verdad?

En este caso lo que vamos a hacer va a ser redireccionar solo los artículos que deseemos. Es muy sencillo. En un principio, lo único que deberíamos hacer es utilizar el mismo código pero situándolo al inicio de la entrada que deseamos redireccionar y, en vez de redireccionar a la página principal, redireccionamos a ese mismo artículo escrito en el nuevo sitio.

Pero si hacemos esto nos encontramos con que no funciona correctamente según las pruebas que he hecho. ¿Por qué? Porque cuando accedemos a la página principal del blog y muestra una lista con el inicio de cada entrada ya estará cargando todos los scripts de cada entrada y nos redireccionará automáticamente desde la web que no deseamos. Para evitar esto, debemos preguntarle al navegador en qué url nos encontramos y, solo cuando estemos en la url deseada, procederemos a la redirección. El código sería el siguiente:

<script>
var nuevaPag = "http://tuNuevoSitio.com/tu-nuevo-articulo"; //Variable con el enlace al artículo del nuevo sitio
var urlActual = window.location.href; //variable que guarda la url en la que nos encontramos
var urlAntigua = "http://tuAntiguoSitio.com/tu-articulo-viejo" //variable con el enlace del artículo antiguo que deseamos redirigir
function redirigir(){
location.href = nuevaPag; //Función de redirección
}
if(urlActual == urlAntigua){
//Redireccionamis SI Y SOLO SI nos encontramos en la entrada que deseamos redirigir
redirigir();
}
</script>

Ese código se entiende muy bien, pero podemos ahorrarnos las variables y reducir en gran medida las líneas de código con esta versión final optimizada:

<script>
if(window.location.href == "http://tuAntiguoSitio.com/tu-articulo-viejo"){
location.href = "http://tuNuevoSitio.com/tu-nuevo-articulo";
}
</script>

Qué maravilla, con solo 2 líneas podemos redirigir cada entrada.

Este método es, sin duda alguna, el mejor con diferencia. No obstante, aclaro que dependiendo del tipo de mudanza que desees puede o no venirte mejor, ya que debes tener en cuenta que tienes que hacer esto para cada artículo que copies a tu nuevo sitio. Así consigues mudar los artículos que te interesan y, los que no, puedes dejarlos en tu sitio viejo sin perder el acceso a ellos e, incluso, puedes continuar monetizándolos.